ColombiaColombia
Detalle
ISBN 978-958-746-282-1

Viaje a la Sierra Nevada de Santa Marta

Autor:Reclus, Élisée
Colaborador:Obregón, Gregorio (Traductor)
Editorial:Universidad del Magdalena
Materia:910.4 - Relatos de viajes
Clasificación Thema::D - Biografías, literatura y estudios literarios
DN - Biografías y prosa de no ficción
DND - Diarios, correspondencia
Público objetivo:General
Colección:Humanidades y artes
Disponibilidad:Disponible
Estatus en catálogo:Activo
Publicado:2020-07-31
Número de edición:1
Número de páginas:262
Tamaño:23.0x27.5cm.
Precio:$50.000
Encuadernación:Tapa dura o cartoné
Soporte:Impreso
Idioma:Español

Reseña

Hace ciento setenta años, Élisée Reclus, entonces de veinticinco, tomó una goleta en Colón, Panamá, con destino a Cartagena. En algún lugar de la Sierra Nevada pensaba fundar una colonia agrícola y continuar las exploraciones geográficas. Concretó el proyecto colonizador en San Antonio, en inmediaciones del río Chiruá, luego de superar un naufragio en la desembocadura del Dibulla y al alto costo de contraer una fiebre infecciosa que lo mantuvo confinado, durante varias semanas, en una derruida casa de Dibulla. El proyecto empresarial fracasó antes de recoger el primer fruto, al desertar el socio, Jaime Chaistang, un francés algo mayor cuyo carácter irascible alejó a los trabajadores mestizos contratados y deterioró las relaciones con los indígenas aruacos, vecinos y proveedores de alimentos de la naciente colonia. Enfermo aún, sin capital y sin fuerzas, regresó en mula a Dibulla y por mar a Riohacha. Viaje a la Sierra Nevada, aparte de una aventura personal, ofrece de primera mano cuadros muy vívidos de las poblaciones y tipos humanos que Reclus trató una vez desembarcó en Cartagena: puerto recién salido de la peste del cólera. Sus observaciones sobre Barranquilla, Ciénaga, Santa Marta y Riohacha son citadas, una y otra vez, por los estudiosos regionales de la segunda mitad del siglo XIX. Los juicios sobre las posibilidades económicas de la Sierra Nevada y los conflictos detectados entre sus grupos humanos -indígenas, mestizos, negros, colonos blancos- mantienen sorprendente validez, aunque el macizo haya perdido buena parte de sus bondades naturales, sobre todo en la última media centuria de conflicto armado y narcotráfico. La lectura del libro sigue siendo contagiosa. El estilo aúna a las virtudes del naturalista, el franco espíritu narrativo del fabulador. Aunque fracasó como empresario, el optimismo abunda en las páginas del texto, escrito por un hombre agradecido de la experiencia vivida durante su estadía en la región. Respetuosos de sus ideas, fieles al ánimo tenaz de sus empresas intelectuales, cuesta aceptar que toda oportunidad esté perdida para las criaturas de esta parte del mundo: en cuyo porvenir de hombres y mujeres libres él creyó con los ojos bien abiertos. El suyo es un texto inspirador, rejuvenecido con cada lectura, que la Universidad del Magdalena relanza en momentos en que el país necesita retomar con marcha segura el camino.

Contáctenos:

Cámara del Libro. Calle 35 No.5A-05 / Tel. (571) 3230111