ColombiaColombia
Detalle
ISBN 978-958-5487-52-9

Poesía para niños

Autores:Anónimo
Anónimo
Colaboradores:Robledo, Beatriz Helena (Compilador)
Paredes, Julio (Coordinador Editorial)
Cuéllar, Olga (Diseñador)
Umaña, Camilo (Diseñador)
Editorial:Instituto Distrital de las Artes
Materia:808068 - Literatura infantil
Clasificación Thema::D - Biografías, literatura y estudios literarios
Público objetivo:Infantil / Juvenil
Colección:Libro al Viento
Disponibilidad:Disponible
Estatus en catálogo:Próxima aparición
Publicado:2019-03-08
Número de edición:1
Tamaño:5Mb
Soporte:Digital
Formato:Epub (.epub)
Idioma:Español

Reseña

Este libro quiere ofrecer a sus lectores una cuidadosa selección de poesía. Poesía de tradición oral y poesía de algunos autores cuya obra ya hace parte de la memoria colectiva. Poesía, poesía a borbotones para leerla de muchas maneras. Leerla, por qué no, en voz alta, con los niños y niñas sentados alrededor escuchando la musicalidad de una palabra que al “tocarla” empieza a sonar. Cucú cantaba la rana/cucú debajo del agua. Música de las palabras que brincan, saltan, se deslizan. Naranja dulce, limón partido, dame un abrazo que yo te pido. Y los niños se inician en el encantamiento de la fiesta, del carnaval, del juego. Fiesta del lenguaje que es la poesía. La que se le canta al bebé mientras se arrulla en el calor de los brazos de su madre, de su abuela, de la madre comunitaria, de la hermana mayor, de las mujeres cuando cantan: Duérmete mi niño, duérmete que ya se asoma la luna. O Este niño hermoso cuando es de día, quiere que lo lleven a romerías. Sonidos, canciones, arrullos, rimas, cantos largos y cortos, cadenciosos que sostienen, que acogen a los niños y los acunan, los protegen del aullido de los lobos. Con la poesía cultivamos en los niños el amor; los salvaguardamos de los monstruos y las pesadillas, que los rondan; los iniciamos en el placer del juego y les entregamos imágenes, muchas imágenes, poderosas imágenes que nutren su mente y los invitan a crear mundos posibles. Para los niños y niñas la poesía no es un lujo. Es un derecho fundamental de la vida. La poesía para los niños es agua, nido, abundancia, risa, juego, leche, pan: Naranja dulce, limón partido/dame un abrazo que yo te pido. Jugamos a descubrir con ellos el cuerpo -Los ojos, ¿para qué son?/-Los ojos son para ver. /-¿Y el tacto?- Para tocar. Jugamos a contar Ene-ene-tú: cape-nane-nú. Jugamos a las adivinanzas, a las mentiras, a la pijaraña, a la rueda, rueda, a la víbora, víbora del amor/ por aquí yo pasaré. Bailamos, asistimos a la boda de los gatos, recitamos el romance a la boda de la condesita, hacemos un trato, montamos en la barca, jugamos con los trabalenguas y cantamos la ronda de la luna.

Contáctenos:

Cámara del Libro. Calle 35 No.5A-05 / Tel. (571) 3230111