ColombiaColombia
Detalle
ISBN 978-958-98463-7-7

Biografía de las palabras Castrenses
Investigaciones Filológicas sobre Cultura Militar

Autor:Suárez Pineda, Jesús Alberto
Editorial:Escuela Militar De Cadetes General José María Córdova
Materia:412 - Etimología
Clasificación Thema::J - Sociedad y ciencias sociales
Público objetivo:Enseñanza universitaria o superior
Colección:Estudios Militares y Estrategicos
Disponibilidad:Disponible
Estatus en catálogo:Activo
Publicado:2014-11-30
Número de edición:2
Número de páginas:312
Tamaño:24x17cm.
Encuadernación:Tapa Suave
Soporte:Impreso
Idioma:Español

Reseña

El tiempo es corto cuando se trata de dar cuenta de algunos hechos del lenguaje, por ínfimos que sean. Más aún cuando entran en la palestra sus unidades generatrices: las palabras, consideradas ya por separado, ya en la cadena hablada. En realidad, las palabras son entes que comparten la naturaleza de los seres vivos. Gracias a ellas, las lenguas nacen, crecen, se reproducen y mueren. Pero en su conjunto, las lenguas siguen siempre vivas, actualizándose en sus hablantes.

El lenguaje no es ergon ‘obra terminada’ sino enérgeia ‘fuerza vital’, diría Wilhelm von Humboldt, el fundador de la filosofía del lenguaje. He aquí un enunciado que germinó en el terreno de la biología, en especial en las investigaciones de su hermano menor Alexander von Humboldt, a quien el Sabio Caldas informó sobre los resultados de su labor intelectual en la Expedición Botánica que dirigiera don José Celestino Mutis, en tiempos en que apenas se introducían las ideas educativas ilustradas en el Virreinato de la Nueva Granada.

La fuerza vital de las palabras es la madre nutricia del lenguaje. Su poder se revitaliza bajo la lumbre del hogar donde se tejen las consejas, e incluso en los campamentos en que se escucha el fragor de las armas que defienden los ideales de la patria.

En resolución, una de las empresas más fascinantes del mundo es el estudio de las palabras. Ellas son los materiales de que están hechos los pensamientos, así como de ladrillos están hechas las casas. Pero, a diferencia de los ladrillos, las palabras están vivas: crecen y cambian y se mueven de un significado a otro. Los antiguos poetas decían que eran creaturas aladas del aire, que transportaban sus preciosos mensajes de una mente a otra.

La biografía de las palabras es, por tanto, la historia de voces, locuciones y expresiones idiomáticas que tienen vida y crecen y se mueven. Así como las naciones se desarrollan, así las palabras, en su forma y en su significado. Un esbozo de la evolución de las palabras nos permite arrojar una vívida luz sobre la raza que las emplea.

La disciplina que estudia el origen de las palabras es la etimología, voz de creación estoica. Su objeto es llegar al étimo, es decir, a la verdad genealógica de aquéllas, mediante el análisis de distintas hipótesis en torno a esa verdad, desde la raíz más remota que permita explicar su significado primero, descubriéndolo en los confines primigenios de la historia de una lengua.

Los enfoques de la lingüística estructural han ampliado el campo de acción de la labor etimológica, gracias a la aplicación de un método flexible para comprender la dinámica de los procesos productivos de la lengua, y encontrar étimos nuevos que revelan asociaciones paradigmáticas de las voces por analogía, sinonimia y metáfora, muy a pesar de los filólogos que buscan una sola etimología de una unidad léxica a partir de principios axiomáticos.

Contáctenos:

Cámara del Libro. Calle 35 No.5A-05 / Tel. (571) 3230111